Alfredo Vázquez Carrizosa

1909-2001

 

                                         

 

Tras el golpe de Augusto Pinochet al presidente Salvador Allende, el 11 de septiembre de 1973, decenas de perseguidos políticos se refugiaron en la casa del embajador de Colombia en Chile, Juan B. Fernández Renowitzky. Fue el entonces canciller de Colombia, Alfredo Vázquez Carrizosa, quien los protegió y lideró una campaña internacional ante la OEA y la ONU hasta lograr  conseguir para ellos salvoconductos diplomáticos y asegurar su llegada a Colombia. Enrique Dobry Berggru, director nacional de abastecimiento de Allende, cuenta al recordar esos días que ¿después de un año de encierro, empezamos con el apoyo de colombianos a reorganizar nuestras vidas¿. También Antonio Caballero en su semblanza de Vázquez Carrizosa describe al excanciller como un decidido defensor de Derechos Humanos que continuó haciendo su trabajo, con tranquilidad y gracia, incluso bajo las amenazas de muerte que recibió durante el gobierno de Virgilio Barco cuando alcanzaba ya los ochenta años. Ricardo Zuluaga Gil diría de él en otro perfil que "es un ejemplo de decoro y coherencia, así como de comprometida defensa de los derechos humanos, de la democracia y del orden constitucional". 

La defensa de los Derechos Humanos fue, en efecto, un principio común a su trabajo como político, diplomático, profesor o constitucionalista. Nacido en 1909 en Chía, Cundinamarca, Alfredo Vázquez Carrizosa era hijo del general Alfredo Vázquez Cobo, quien luchó en la Guerra de los Mil Días, firmó como delegado del partido conservador el Tratado de Wisconsin y sirvió como Ministro de Guerra, Ministro de Relaciones Exteriores y Ministro de Instrucción Pública. También fue el general Vázquez quien lideró la campaña militar de la guerra del Perú tras haber sido derrotado como candidato del Partido Conservador a la presidencia por Enrique Olaya Herrera.

 

 

 

 

Visor de contenido web

 

La defensa de los Derechos Humanos fue, en efecto, un principio común a su trabajo como político, diplomático, profesor o constitucionalista. Nacido en 1909 en Chía, Cundinamarca, Alfredo Vázquez Carrizosa era hijo del general Alfredo Vázquez Cobo, quien luchó en la Guerra de los Mil Días, firmó como delegado del partido conservador el Tratado de Wisconsin y sirvió como Ministro de Guerra, Ministro de Relaciones Exteriores y Ministro de Instrucción Pública. También fue el general Vázquez quien lideró la campaña militar de la guerra del Perú tras haber sido derrotado como candidato del Partido Conservador a la presidencia por Enrique Olaya Herrera.

A nadie extrañaría por lo tanto que Vázquez Carrizos fuera elegido como diputado y representante a la Cámara de Cundinamarca por el Partido Conservador tras estudiar derecho en la Universidad de Lovaina en Bélgica. Trabajó también como Secretario General de la Presidencia durante el gobierno de Roberto Urdaneta Arbeláez donde fue testigo del golpe de Estado de Gustavo Rojas Pinilla. Como diplomático, campo en el que más descolló, fue Delegado de Colombia ante la Organización Internacional del Trabajo entre 1939 y 1945 y embajador de Colombia ante los gobiernos de Gran Bretaña y Bélgica y ante la ONU y la OEA. Terminó su carrera diplomática como Ministro de Relaciones Exteriores entre 1970 y 1974, durante el gobierno de Pastrana Borrero, cargo en el que firmó un concordato entre Colombia y el Vaticano y el tratado Vázquez Saccio, en el que Estados Unidos reconoció la soberanía de Colombia sobre los cayos de Roncador, Serrana y Quitasueño de San Andrés y Providencia.

 

Fue además, uno de los fundadores y el primer presidente del Comité Permanente de los Derechos Humanos del que hicieron parte Gabriel García Márquez, Héctor Abad Gómez y Luis Carlos Galán, entre otros, y miembro de la Asamblea Nacional Constituyente de 1991. También en 1991 recibió el Premio Bruno Kresky de la Fundación Austriaca que lo reconocía como un humanista destacado.

A la par de su labor como político y diplomático, fue periodista y profesor en las universidades del Rosario, Nacional, Javeriana y Autonóma de Colombia, de la cual fue rector. Fue un prolífico jurista que, en libros y artículos, desarrolló análisis y reflexiones sobre historia diplomática colombiana y diferencias limítrofes y territoriales al especializarse en el derecho internacional y marítimo. Su otro campo de estudio fue el derecho constitucional escribiendo artículos como ¿Constitución de Colombia, ¿estará superada por la existencia de una nueva sociedad?¿, ¿Amnistía: hacia una democracia más ancha y profunda¿, ¿Instituciones para la Democracia¿ y ¿La democracia participativa y los Estados de excepción¿. Entre ellos se destaca especialmente su libro El poder presidencial en Colombia (1979) del que Ricardo Zuluaga Gil afirmaría que es ¿una referencia insoslayable para cualquier aproximación a nuestra historia constitucional¿.

Murió en el 2001 debido a un ataque cardiaco que lo sorprendió a los 93 años , en su casa,  en el arbolado y sinuoso barrio de Bosque Izquierdo.